miércoles, 7 de junio de 2017

DAVID HOCKNEY, UN PAISAJISTA DEL SIGLO XXI

"Late Spring Tunnel", may, 2006. Óleo sobre 2 lienzos 
David Hockney convierte los objetos más sencillos en obras de arte llenas de vitalidad y colorido. Su pintura ayuda a mirar el mundo que nos rodea con otros ojos. Es una llamada a la alegría y al optimismo. Anima a buscar nuevos puntos de vista ante la realidad para hacerla más luminosa y llena de color.  Es uno de los artistas más innovadores del siglo XX. Da un giro al tradicional paisajismo del siglo XIX, actualizándolo
“La llegada de la primavera en Woldgate, East Yorkshire ”, 2011. Óleo sobre 32 lienzos
En California, unas décadas después de sus piscinas y casas hollywoodienses comienza a interesarse en la representación del paisaje. Continua utilizando la pintura acrílica y va introduciendo el óleo. Hockney es un innovador, en continua búsqueda de nuevas formas de representación. Abierto a los cambios que ofrece la evolución técnica, nunca está quieto, de ahí su difícil encasillamiento en una determinada corriente artística. Estas obras pronostican ya el futuro de sus espectaculares obras realizadas en Inglaterra.
"Mulholland Drive.  El camino hacia el estudio", 1980


"Nichols Canyon", 1980. Acrílico sobre lienzo, 213,4 x 152,4 cm
"A Bigger Grand Canyon", 1998. Óleo sobre lienzo 207,0  x 744,2  cm
Esta pintura es una declaración de intenciones sobre la representación del espacio. Mediante el uso de diferentes vistas tomadas durante un periodo de tiempo, Hockney utiliza como referente al cubismo, donde un sujeto se representa desde múltiples puntos de vista.
"A Bigger Grand Canyon" muestra el desplazamiento alrededor de este paisaje para ver los detalles pequeños, las vistas espectaculares y los cambios de luz. El gran formato y el colorido se ha relacionado con el espectáculo de Hollywood y las representaciones de lo sublime, aquello que carece de límites.
Uno de los mejores amigos de Hockney, Jonathan Silver, le animó a pintar por primera vez Yorkshire Wolds en 1997.







"The road across the Wolds", 1997. Óleo
Sobre 2002 David Hockney volvió a los Wolds y comenzó a pintar con acuarelas hasta dominar esta técnica que condiciona la ejecución de las obras debido al secado rápido. Por otra parte el interés del artista por captar la fugaz evolución del paisaje hace de la acuarela un método muy apropiado a este fin. 

"A Wider Valley. Millington", 2004. Acuarela sobre papel (74,9 x 210,8 cm)
En 2004 realiza una magnífica obra, una cuadrícula con 36 acuarelas que forman una obra unitaria: “Midsummer: East Yorkshire”. Son acuarelas sobre papel. Además de la composición del conjunto de la obra, destaco alguna de ellas. Hockney se interesa cada vez más por el paisaje de su Inglaterra natal: colinas, bosques, árboles, la lluvia y el granizo...de Yorkshire llenan  de emoción sus paisajes.
Como afirma MARCO LIVINGSTONE, “el artista no podía imaginar que esta decisión daría de pronto lugar a una apasionada investigación sobre el paisaje que, una década después, ha generado el conjunto de obras más constante, imaginativo y variopinto de una carrera que en la actualidad abarca más de medio siglo” y añade "...fueron las acuarelas las que entrenaron su mano y fortalecieron su muñeca para poder pintar esos gigantescos cuadros al óleo con el paisaje del este del condado de Yorkshire". 


Regresó a Inglaterra, para pintar al aire libre, como los pintores del XIX, acuarelas de gran formato con los paisajes rurales de Yorkshire Wolds poco conocidos. Tras “Midsummer”, su gran obra en acuarela, el Hockney paisajista desea aplicar la técnica del óleo a una nueva serie de pinturas, cada vez de mayor tamaño, que comienza en 2005. En este año compra una casa en Bridlington (East Yorkshire) que será su base permanente.
 
Hockney se interesa cada vez más por captar los matices de luz y la atmósfera que cada estación del año imprime a la naturaleza. Una naturaleza que se mueve al ritmo de las condiciones meteorológicas,  cambiante y fugaz. Desde la plenitud del los árboles en verano a las ramas desnudas del invierno. El artista desea comunicar el placer que le proporciona la renovación infinita y la belleza de la naturaleza a través de su mirada.
“Para pintar un buen cuadro se necesitan tres cosas: el ojo, el corazón y la mano” DAVID HOCKNEY
“El bosque de Woldgate” , 21, 23 y 29 de noviembre de 2006
Del sopor invernal...
"A Closer Winter Tunnel", De febrero a marzo de 2006. Óleo sobre seis lienzos
Bigger Trees Near Warter es su trabajo más grande hasta el momento -mide doce metros de largo por cuatro y medio de ancho- está compuesta por cincuenta paneles unidos entre sí. El paisaje es cerca de Warter, justo antes de la llegada de la primavera y un sicomoro es el foco central de la composición. 
“Los árboles son como caras, cada uno es diferente. La naturaleza no se repite a sí misma” HOCKNEY 
                   ...a la renovación de la vida en primavera

"Woldgate Woods", May, 2006. Óleo en seis lienzos
Del despertar de la primavera...
Las pinturas que representan la profusa floración de los espinos, celebra la renovación de la vida en primavera, el nuevo despertar de las plantas tras el sopor invernal. Por el contrario las pinturas de árboles caídos, leños y troncos talados a los que Hockney denomina “tótems" y que culmina con el enorme Tala de invierno (Winter Timber) de 2009 es la serie de obras más conmovedora en su constatación de la existencia de un ciclo natural de vida, decadencia y muerte.
                      ...a la decadencia del invierno
"Tala de invierno”, 2009, Óleo sobre quince lienzos, 274,3 x 609,6 cm.






De la acuarela aplicada al paisaje Hockney pasa al óleo y un tiempo después  utiliza el Ipad para realizar sus pinturas al aire libre e imprimirlas posteriormente en grandes formatos.
"Yosemite II", octubre de 2011. Dibujo realizado con Ipad e impreso en papel

El espectacular trabajo de The Arrival of Spring in Woldgate, East Yorkshire, 2011 y los 51 cuadros del conjunto muestran la transición del invierno hasta la primavera. Con la utilización del iPad, Hockney busca la inmediatez y se apoya en su incesante interés por la nuevos medios. Mucho más rápido que pintar con acuarela, el iPad le permite realizar apuntes veloces. Captura la luz y el color en cuestión de segundos.
"…si hay un gran cuadro, ese es el titulado La llegada de la primavera en Woldgate, East Yorkshire en 2011, una instalación compuesta por una gran pintura de 32 lienzos rodeada por 51 dibujos realizados con iPad e impresos sobre papel que registran la transición desde el inverno hasta el final de la primavera en un pequeño sendero de Yorkshire. En él se aprecia enseguida la experiencia de Hockney en el diseño de escenografías para ópera.” JULIA LUZÁN, EL PAÍS
Con la utilización del iPadHockney busca la inmediatez y se apoya en su incesante interés por la nuevos medios. Mucho más rápido que pintar con acuarela, el iPad le permite realizar apuntes veloces. Captura la luz y el color en cuestión de segundos.

"El iPad es como un papel interminable que recoge a la perfección mi sentimiento de que la pintura debe ser grande. Ahora me doy cuenta de que gran parte del debate de finales de los 60 no era que la pintura estuviera muerta, sino que la pintura de caballete estaba muerta. La pintura de caballete es pintura pequeña. En cuanto tuve un gran estudio todo despegó." DAVID HOCKNEY




 
Los paisajes de Yorkshire de Hockney tienen diversos precedentes. El artista es consciente de la influencia que han tenido en su obra algunos pintores. Sintió especial predilección por VAN GOGH los paisajes pintados durante los últimos años de su vida en Arles y Saint-Rémy. El color y los trazos de Hockney nos hacen recordar al pintor de Arlés. Como Van Gogh llena sus cuadros de un universo de colores y  gruesas pinceladas. 
La obra “Campo de trigo Off Woldgate”, tiene afinidades con “Campo de trigo”, junio de 1888 de Van Gogh. Los dos artistas colocan su caballete en pleno campo para pintar. Para Hockney, Van Gogh tiene las dos cualidades que valora más y considera entrelazadas: la observación rigurosa y el dominio del dibujo. Los cuadernos e IPads de Hockney ponen en evidencia que, al igual que los dibujos de Van Gogh, “todo comienza en los cuadernos de dibujo”, en palabras de Hockney, y su maestría como dibujante se advierte en su capacidad para mostrar una imagen en pocas líneas. 

Los paisajes de los PINTORES IMPRESIONISTAS Y POSTIMPRESIONISTAS llegaron también a la sensibilidad de David Hockney. La inmediatez y espontaneidad de la pintura “a plein air” y en la que, en casos como el de MONET, se presta especial atención a los cambios de atmósfera y la luz a lo largo del día, suscitaron el interés y la identificación de Hockney.
Otra de sus fuentes de inspiración han sido los dibujos de REMBRANDT que fueron de los primeros paisajes independientes de la historia del arte.
También los paisajistas ingleses como TURNER y CONSTABLE, fueron un referente fundamental aunque el estilo de Hockney está muy alejado de ellos. 
Admira los intensos colores que empleaban los pintores fauvistas en los primeros años del siglo XX, la explosión de color de MATISSE.

Durante este año 2017, presenta su exposición retrospectiva en Londres, en la Tate Gallery y el Centro Pompidou de París.                 En 2018 se realizará la exposición en El Museo Metropolitano de Arte, Nueva York .




2 comentarios:

Erickson dijo...

Genial

Malena Lozada dijo...

Me encanta la descripción que hacen del artista, que con su pintura regala alegría y vida, a mi me parece que es lo mas importante que debe tener un pintor, por eso me agrada tanto Gabino Amaya Cacho, pintor español que hace pintura abstracta llena de muchos colores llamativos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails